Indecente, absolutamente indecente

marianotvLa Dirección de TVE ha propuesto para dirigir el nuevo magazine de tarde a Jorge Pérez Vega, el mismo que dirigiera España Directo en la última etapa, la misma en la que el programa se iba desplomando en audiencia y fue sustituido por +Gente.

Fuimos contundentes con la denuncia del programa España Directo como producción externa, y creíamos y creemos que se pueden hacer formatos iguales o similares por profesionales de la Casa. Jorge Pérez Vega se fue de TVE a la SEXTA a poner en marcha “Verano Directo” y de ahí a directivo de la RTV de Castilla la Mancha. Es decir es uno de esos tantos amigos de nuestros directivos externos que ahora necesita ayuda (sobre todo su amiga Luz Aldama), y claro está... ¿para qué tenemos a los directivos externos más que para echar una mano a sus colegas cuando lo necesitan? La respuesta es sencilla, basta recordar que estos directivos nos cuestan más de 6.000.000 € (unos mil millones de las antiguas pesetas) son los responsables del desplome de la audiencia, de la caída por debajo de dos puntos del share, del fracaso de la programación, de la externalización constante de contenidos, de una programación errática y sin sentido, del mayor descalabro de TVE. ¿Por qué siguen? ¿Qué les hace tan indispensables que han servido a los tres últimos presidentes que han estado en RTVE? ¿Por qué el Presidente no hace una limpia contundente en TVE de tanto incapaz?

Jorge Pérez Vega viene con dos subdirectores y dos coordinadores de fuera de la casa, es decir todo el equipo de dirección del programa sería externo. El director de TVE, Sr. Corrales lo ha aceptado. Jorge Pérez Vega ha pedido un sueldo bruto de 400 euros por programa, es decir 8.000 euros al mes (3.000 euros más que en la anterior etapa que dirigió España Directo), o si el programa despunta en audiencia y está en antena un año entero 96.000 euros, una cantidad que es superior al sueldo del Presidente del Gobierno y que en la mayor crisis económica del país nos pide recorte tras recorte.

Pero no solo pide para él, para los subdirectores, uno de contenidos y otro de arte, sería de unos 6.000 euros al mes, o lo que es lo mismo 72.000 cada uno, 144.000 euros en total. Y dos coordinadores a 5.000 euros, es decir 120.000 euros. Tanto el equipo de dirección del programa como las condiciones económicas las ha impuesto Jorge Pérez Vega y asciende a 370.000 euros.

No acepta en la dirección a trabajadores de la Casa. El casting para reporteros también pone como condición que sea realizado por él mismo y su equipo. ¿Pero se puede consentir tanta desfachatez, a un tipo que nos viene a vender un programa que perfectamente se puede realizar con los excepcionales profesionales que tiene TVE?, y mientras niegan los directivos de TVE 300 euros para un programa cultural o desprecian cualquier propuesta que venga de los propios trabajadores.

La dirección de RTVE nos pide que asumamos recortes, que hagamos un ajuste en distintos conceptos de masa salarial para llegar a un recorte de 30 millones de euros, en un momento muy delicado en la economía de RTVE por el recorte de 290 millones del Gobierno más la absorción de los 113 millones de déficit del ejercicio anterior. Y aceptan que todo un equipo de gente externa, para hacer un formato totalmente realizable con personal propio, sea costeado con el dinero de nuestros recortes, con el esfuerzo de nuestros salarios. Y lo decide un director de la tele que lleva más de una semana en Los Angeles a costa del presupuesto de RTVE.

Podemos entender que se haga un fichaje por los meses de puesta en marcha de un nuevo formato para TVE. Pero esto es una externalización encubierta, esto es una vergüenza cuando se nos pide sacrificios. Y seguro que con la gente que se cuente para el programa se les regatea una disponibilidad, o una dieta, o cualquier otra retribución porque salimos muy caros. Cara nos sale la incompetencia, la incapacidad, y el descaro de una dirección externa de TVE que ya ha hecho demasiado daño a esta empresa. Esto exige responsabilidades, y de cerrarse semejante contrato de ceses inmediatos.